¿Qué es el BYOD?

BYOD: La nueva tendencia en el trabajo

Todas las oficinas y puestos de trabajo que requieran disponer de muchos documentos tienen una o varias impresoras en el establecimiento ya que es mucho más cómodo y eficiente. Se han podido aprovechar del avance de las nuevas tecnologías con multitud de mejoras en las funciones de las impresoras. Sin embargo, no fue hasta hace poco que podíamos empezar a usar las impresoras sin necesidad de ordenadores u otros aparatos. Estamos hablando de conectividad USB o por otras redes como Wifi, Bluetooth, etc. Por tanto, era cuestión de tiempo poder utilizar nuestras impresoras de forma más versátil para poder sacarle el máximo partido. En esta línea encajaríamos el BYOD o “trae tu propio dispositivo” de las siglas en inglés “Bring Your Own Device”. Así pues, ya no tenemos que ajustar nuestro método de impresión respecto a la impresora en cuestión, sino que todos los dispositivos serían válidos.

 

Ventajas del BYOD

La nueva influencia del BYOD ya se puede ver en numerosos países, y es que esta nueva práctica tiene pocas pegas. La posibilidad de obtener los documentos en papel físico en cualquier momento y desde cualquier aparato que estemos utilizando en ese instante casi no presenta “peros”. Además, no solo estaríamos hablando de la productividad y la inmediatez, sino que supone gran comodidad para su uso. Lejos quedarán los días en que los ordenadores no realizaban bien la conexión con la impresora, haciendo perder tiempo y teniendo que acudir a técnicos para que estuvieran continuamente corrigiendo estos errores. Ahora con un simple gesto para seleccionar el documento que queremos imprimir, nos ahorramos numerosos quebraderos de cabeza.

Riesgos en la práctica de BYOD

No obstante, también vamos a mencionar ciertos aspectos que se deben atender para que no generen un mal funcionamiento. En cuestión de seguridad, la red corporativa es más vulnerable ya que se utiliza un tipo de software que no siempre garantiza el bloqueo de comportamientos ajenos a la empresa. Así pues el departamento de IT tendrá que conocer esta práctica para generar mayor protección respecto a posibles intrusos. La información corporativa puede resultar codiciable y es una prioridad su conservación.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *