Impresoras con Conexión Inalámbrica

Imprimir sin cables

En la actualidad estamos viviendo en la era sin cables. Esto ha generado diversas formas de conectividad inalámbrica como Bluetooth, Wifi o la más reciente NFC. De esta forma imprimir desde el móvil está cobrando más utilidad al reunir todas las modalidades de conectividad. Esta comodidad ya está al alcance de todos y la mayoría de las impresoras ya integran está tecnología Wireless. La mayor parte de las llamadas impresoras multifunción, además de por su compacta disposición de herramientas como escáner y fax, también incluirían la función de conectividad en sus modelos más modernos. Es por ello que ya podemos encontrarlas en cualquier centro de trabajo además del propio hogar. La última modalidad en centros de trabajo se denomina BYOD (Bring Your Own Device por sus siglas en inglés) o “trae tu propio dispositivo”.

La conectividad no siempre va a requerir que utilices un USB exclusivo para imprimir tus documentos. Gracias a plataformas como ePrint desarrollada por la marca de impresoras HP, se puede subir cualquier archivo a la nube como si fuera el Dropbox o Google Drive de la impresión. De esta forma, tendremos todos los documentos en la palma de nuestra mano con un simple gesto.

Hoy en día la tecnología avanza a pasos agigantados y nosotros somos responsables de estar al tanto de todo para poder integrarlo en nuestra vida. De esta forma, nuestra única preocupación será la calidad de la impresión o el modelo de impresora que nos proporcione las mejores opciones. Lejos queda el molesto amasijo de cables que siempre colgaba de todas las impresoras.

 ¿Impresoras con Wifi, Bluetooth o NFC?

imprimir por wifi

Se podría afirmar que actualmente casi todas las impresoras incluyen la opción Wifi, Bluetooth o NFC pero, ¿sabemos las desventajas de cada una? La verdad es que seguramente no seamos completamente conscientes de ello. No cabe duda de que la mayor ventaja de estas conexiones es la posibilidad de colocar nuestra impresora en cualquier parte. Ya no hace falta reparar en si tenemos cables lo suficientemente largos o intentar buscar un diseño más atractivo para ocultar los dichosos cables. Ahora nos importa que sea lo más completa posible a un buen precio, pero no siempre conocemos todo lo que nuestra impresora puede ofrecernos y lo que realmente nos va a repercutir de estas nuevas opciones inalámbricas.

Imprimir por Wifi

El mayor problema que nos puede generar el uso del wifi para imprimir está relacionado con la seguridad de la red. Tener conectados todos los dispositivos a una misma red puede generar brechas por intrusión de usuarios no deseados. Sobretodo para redes de oficina donde habría un control menor sobre la cantidad y gasto de impresiones. Sería conveniente establecer ciertos límites o restricciones que no son difíciles de configurar.

En la misma línea de inconvenientes, se puede incluir la posibilidad de que la impresora que adquiramos necesite ser configurada inicialmente mediante un ordenador. La mayoría pueden completarla de forma autónoma sin el uso de más aparatos, pero otras no. Aquellas que no dispongan de un panel de control para finalizar la configuración en su totalidad deberán conectarse a un ordenador momentáneamente.

Por otro lado, es importante señalar que ante estos inconvenientes el precio puede ser uno más. Estos aparatos incrementan su valor debido a utilidades como esta. Sin embargo, los beneficios que podemos disfrutar de esta conectividad son palpables desde la primera impresión.

Imprimir por Bluetooth

La conectividad Bluetooth puede ser de lo más útil en casos de falta de conexión online. Muchas son las situaciones en que no funciona la red Wifi y nos quedamos sin acceso a otros dispositivos. Gracias al Bluetooth esto tendría solución ya que es totalmente independiente de otras redes.  A  pesar de ser una herramienta muy práctica, todo tiene sus inconvenientes. En este caso, el peso del documento puede afectar al procesamiento de la impresión.

Imprimir por NFC

La conexión NFC es de las más desconocidas del entorno tecnológico. Cumple perfectamente con las expectativas de una óptima conexión inalámbrica y es generalmente utilizada para el pago con móviles. Además, en el entorno laboral o incluso en casa presenta un alto nivel de seguridad para la vinculación de dispositivos. Esta tecnología solo permite la unión de dispositivos específicos que hayan activado expresamente la conectividad . Sin embargo, la conexión NFC solo es posible a menos de 20 centímetros. Esto supone que haya que desplazarse cada vez que se use la impresora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *